Desde Siena Terapias siempre recomendamos estar en manos de profesionales. De esta misma manera, os damos algunos consejos que os pueden ir bien en el día a día para aliviar y prevenir los efectos de un linfedema.

  • Controlar el linfedema con asistencia profesional

    • metodo3Consultar a tu doctor para realizar un plan específico de ejercicios para reducir el riesgo de padecer linfedema.
    • Másaje linfático, consiste en un masaje para mover los líquidos linfáticos hasta un ganglio que funcione bien.
    • Prueba la compresión neumática, durante la compresión neumática usarás una manga especial sobre el miembro afectado. Durante el procedimiento, la manga se inflará irregularmente con una bomba conectada a ella.

 

  • Nota los síntomas iniciales

    • sintomasReconoce la inflamación o la sensación de pesadez sobre la parte afectada, la inflamación es muy común al iniciarse el linfedema.
    • Restricción total de actividad sobre la parte afectada, si la parte afectada no se puedo mover en su totalidad debido a la inflamación es posible que sea el indicativo de linfedema.
    • Si te duele inexplicablemente una extremidad es posible que sufras linfedema.
    • Ten en cuenta las infecciones habituales en el miembro afectado.
    • Nota el endurecimiento de la piel sobre la parte afectada, esto se puede deber a la retención de líquidos.
    • Hazte pruebas para descartar otras condiciones médicas, es posible que tengas algunos síntomas que se han comentado y se deban a otro tipo de anomalía en el cuerpo.
  • Controlar el linfedema en casa

    • metodo2Demasiado calor o frío puede interrumpir el flujo del líquido en los vasos linfáticos y puede causar el aumento de la inflamación y del dolor.
    • Limitar las acciones de sobreesfuerzo sobre la extremidad afectada.
    • No usar ropa ni accesorios ajustados, la ropa ajustada puede oprimir la parte afectada y provocar la acumulación de líquido linfático.
    • Proteger tu parte afectada de cualquier tipo de lesión, cualquier corte o quemadura puede provocar una infección en la parte afectada.
    • Mantener un peso corporal adecuado, padecer obesidad o sobrepeso puede contribuir al riesgo de linfedema.
    • Elevación de las partes afectadas ayuda a mejorar la circulación y el drenaje del líquido linfático.
    • Hacer ejercicios de manos o piernas, ejercitar las partes afectadas ayudará a reducir y prevenir el linfedema.
    • Envuelve la parte afectada con vendajes para promover el flujo de retorno de los fluidos linfáticos hacia el tronco del cuerpo.
    • Mantener una limpieza, el cuidado apropiado de la piel será importante para prevenir posibles infecciones en la piel.