Aumentando la concienciación por el tratamiento de linfedemas, demandan desde la AGL que se aplique un protocolo para el tratamiento de linfedemas en todos los hospitales de la zona. Remarcan que se trata de una enfermedad desconocida por la población Española pese a que puede llegar a invalidar a una persona afectada.

El linfedema es una condición en la que se haya una acumulación de líquido en los vasos linfáticos, usualmente debido a la cirugía, a la terapia de radiación, al cáncer o a una infección. Se produce en el brazo por interrupción de los vasos linfáticos al nivel de la axila. Como consecuencia se va produciendo un drenaje de la misma causando una inflamación.

Al no poder realizar esfuerzos físicos con las partes del cuerpo afectadas, la enfermedad podría llegar a provocar una discapacidad, por lo que se considera que podría llegar a ser invalidante. Además, al ser efecto secundario una vez pasado un cáncer o una extirpación de ganglios, pueden pasar años hasta que salgan o se detecten.

No se puede evitar un linfedema, pero sí hay algunos factores que pueden ayudar a prevenirlo. Seguir una alimentación sana y hacer los ejercicios físicos que indique un profesional son ejemplos de ello. Llevar un tratamiento de fisioterapia personalizado es otro punto muy importante.

Aumenta en España la concienciación por el tratamiento de linfedemas.

Por ello se insiste en que la sanidad pública cubra un tratamiento de prevención, ya que los tratamientos mediante fisioterapia no son baratos y la enfermedad es para toda la vida.